Y llegó el día, ¡una peluquería!

Y llegó el día, ¡una peluquería!, el momento tan esperado desde hace casi dos años, marzo es el punto de arranque de una iniciativa que ya está muy lejos, México y cómo no, Bilbao, Murcia, Segovia, Toledo, Burgos Valladolid y en Madrid casi por todas partes, desde la capital pasando por El Escorial, Torrelodones, Alcalá de Henares, Aranjuez, Getafe, Pinto, Ciempozuelos, San Martín de la Vega, Chinchón, Alcorcón…, todos con puntos literarios donde sus clientes pueden disfrutar de la lectura de autoras y autores que no conocían. Poco a poco hemos ido creciendo, ampliando un horizonte antes cercano para marcar otro enorme.

Hasta el momento todos esos sitios donde hemos donado nuestras obras para darnos a conocer, han sido de dos sectores determinantes, la hostelería y como no  podía ser de otra manera, hotelería, de ahí no salíamos, pero…, hay otros campos por investigar donde se lee y luego comenta entre amigas y amigos… ¿qué tal te ha parecido ese libro?, con ello me refiero a los salones de belleza.

Hoy y gracias a Mamen, lectora junto a todas sus compañeras y muchas de las musas de la inspiración que pasan a embellecer su talento a base de enriquecedores peinados, cortes de pelo, masajes relajantes, uñas y demás ingenios creados para sentirse de auténtico lujazo, ha dado el paso, una decisión que coloca a su establecimiento como el primero de su género que cuenta con libros para que sus clientas y clientes disfruten de la tinta de plumas que triunfan en las redes sociales pero con poca visibilidad en la tierra. Los llamados autoeditores o de pequeñas editoriales.

“Mamen Batres Peluqueros”, en la villa de Parla, es el primer bastión,  el estandarte de un regimiento que crea arte con sentimiento y lo vuelca sobre el papel.

-Mamen. ¿Por qué has tomado la decisión ser parte de esta iniciativa?

Verás, aquí leemos todas, antes de conocerte aprovechábamos las revistas, pero luego en casa, cuando el tiempo lo permite, tanto mis compañeras como yo nos relajamos con un libro que luego comentamos entre nosotras y las clientas que vienen cada día. Como sabes en las peluquerías hablamos mucho con nuestras clientas y en muchas ocasiones la literatura forma parte de estas charlas, de manera que al conocer el fundamento de ViasLiterarias no me lo pensé.

-¿Lo ves como un valor añadido a tu oferta?

-Y tanto que es un valor añadido, un servicio que ya me había planteado hace tiempo, las mujeres leemos mucho.

-¿Qué tipo género literario te gusta más?

-La romántica.  “Perdona, pero quiero casarme contigo”.

-¡Caray!, ¿así de pronto?

¡Jajaja!, no, no, es una novela de Federico Moccia que me encantó, al igual que otras me marcaron, como “El secreto II” de Rhonda Byrne, por ejemplo.

-¿Qué estás leyendo ahora?

-A Manuel Montalvo, “La Maldita manía de quererte”

-¡Vaya!, veo que os tienta fuerte el corazón.

-Soy una romántica de la vida, esas novelas me permiten volar y disfrutar de otros mundos sin tener que estar en ellos, me seducen, gustan, hacen reír y porqué no, también llorar. En fin, las emociones mandan en mis sesos como en ti la historia.

-¿De qué otros géneros literarios habéis hablado entre vosotras?

-Pues a Sole le gusta el terror, el gore, hay otras clientas que disfrutan de la novela erótica y también de la novela negra. Normalmente ocurre que empezamos leyendo a un autor, cuando has leído todo lo suyo, buscas otro y te encuentras con temas distintos que vas viviendo de la misma manera. Es como vivir mil mundos.

Mamen, Sole, Cristina y Yoli, cuatro profesionales del mundo de la belleza que da gusto verlas trabajar por el amor que ponen en ello, la simpatía, buen hacer y el arte que transmiten cuando en sus manos posa la responsabilidad de cortar el cabello, peinar, hacer la manicura, moldeados, tinte para pestañas, tratamientos corporales e incluso masajes relajantes. Cuatro joyas a cuidar no solo por su talento, sino por el conocimiento que van adquiriendo cada vez que cae un libro entre sus manos.

¡Gracias Mamen Batres Peluqueros!, gracias por apostar por tan noble causa, apoyando esta iniciativa vas a conocer nueva sabia de las letras, pero también, Dulcinea de la vida, colaboráis a potenciar la lectura y por lo tanto sois abanderada y estandarte de la cultura. En nombre de todas esas plumas que componemos las ViasLiterarias de los BarriosdeLetras desde España a México, ¡un millón de millones de gracias, Mamen!